jueves, 17 de enero de 2013

EL PERRO Y EL COCODRILO

dibujos-de-perros"Bebiendo un perro en el Nilo
al mismo tiempo corría.
--Bebe quieto --le decía
un taimado cocodrilo.dibujos-infantiles-cocodrilos



5 Díjole el perro prudente:
-Dañoso es beber y andar,
¿pero es sano el aguardar
a que me claves el diente?
 
¡Oh, qué docto perro viejo!
10 Yo venero tu sentir
en esto de no seguir
del enemigo el consejo."
 




ANÁLISIS DE TEXTO

SITUACIÓN


Félix María de Samaniego, siguiendo la misma línea que Iriarte, publicó entre 1781 y 1784 sus Fábulas morales, a la que pertenece la presente. Profundo conocedor de los postulados de la Ilustración, llevó a cabo la preocupación didáctica de la época escribiendo estas fábulas para los alumnos del Real Seminario de Vergara. En ellas recoge la tradición fabulística europea ( Fedro, Esopo, La Fontaine...) La versificación ligera y la ironía picante son los rasgos fundamentales de Samaniego, como puede verse en la presente fábula y en otras (La lechera, El cuervo y el zorro, La cigarra y la hormiga, El joven filósofo y sus compañeros...).


CONTENIDO

La fábula presente pretende enseñar a no seguir los consejos del enemigo, porque siempre encierran un peligro En este caso, un perro experimentado prefiere beber mientras corre antes de caer entre las fauces del taimado cocodrilo, que le aconseja beber parado.



Podemos dividir el contenido en varias partes: 1, el perro bebe corriendo en las aguas del Nilo (versos 1 y 2); 2, diálogo entre el cocodrilo y el perro: el primero le aconseja que beba tranquilo y el segundo le contesta que prefiere beber como lo hace a acabar entre los dientes de su enemigo (versos 3 a 8); y 3, moraleja: el autor alaba el hecho de no seguir el consejo del enemigo.



ANÁLISIS

La fábula está compuesta de 12 versos octosílabos distribuidos en tres redondillas con rima diferente; así que su esquema métrico es 8a 8b 8b 8a; 8c 8d 8d 8c; 8e 8f 8f 8e.
El lenguaje empleado es claro y sencillo, como exige este tipo de poesía para favorecer su comprensión. Los encabalgamientos entre los versos son suaves y apenas aparecen recursos expresivos complicados en la composición. a no ser los múltiples pero sencillos hipérbatos, exigencia en muchos casos de la rima consonante de la fábula, y en cambio, la moraleja, parte esencial de la composición, respeta al máximo el orden lógico de la frase, salvo el último verso, también por exigencias de la rima (Sujeto, verbo, complemento directo, complemento circunstancial). Conviene señalar, sin embargo, los epítetos taimado (cocodrilo) y prudente (perro), aplicados a los dos personajes de la historia (al protagonista de ella, el autor le añade más adelante otros dos: docto y viejo). También la interrogación retórica de de los versos 7 y 8 y la exclamación del verso 9, con la que expresa el poeta su sentimiento de admiración por el protagonista de la fábula. Están presentes en la fábula la narración (versos 1 y 2), el diálogo (versos 3 a 8) y la digresión filosófica o moral en primera persona dirigida a un tú (versos 9 a 12).


CONCLUSIÓN


En resumen, la intención didáctica con que el texto fue escrito se cumple perfectamente con la forma empleada para llevarla a cabo, una fábula, en la que se cuenta con amenidad (diálogo entre animales incluido) una especie de breve apólogo en verso seguido de una moraleja, todo para que la composición sea fácilmente recordada.
Literatura española del siglo XVIII/
Autor: esteban conde

Imprimir Historias tradicionales,fantasía y realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola!

Añade tu comentario y tras que llegue a mi lo publicaré. Algunas veces tardaré algo en hacerlo pues en el sitio que vivo, a 300 m. sobre el casco de Mieres del Camín -Asturias- tengo poca conexión para Internet. Disculpa las molestias.

Gracias